domingo, 29 de noviembre de 2009

Irán: jóvenes homosexuales en el corredor de la muerte



La aparición en Têtu, el 16 de octubre de 2009, del artículo titulado “L’Iran s‘apprête à executer un jeune homme accusé de sodomie” provocó en Internet una reacción en cadena que ha servido para rescatar del olvido el caso de Nemat Safavi, a pesar de que la publicación francesa no citaba fuentes y, en realidad, recogía los datos que sobre el caso se dieron a conocer un año antes. La repercusión de este rescate, todavía difícil de valorar, ha desembocado, de momento, aparte de llamamientos y campañas, en una moción presentada en el Senado australiano por Sarah Hanson-Young, senadora por los Verdes, el día 19 de noviembre de 2009. La moción, desgraciadamente, fue rechazada.

Sarah Hanson-Young se hizo eco del llamamiento que, el día 4 de noviembre de 2009, realizó Human Rights Watch, en el cual se recuerda que en Irán hay otros jóvenes en la misma, o parecida, situación de Nemat Safavi. Es decir, jóvenes que han sido declarados culpables de lavat (sexo anal) aunque en la mayoría de los casos inicialmente lo hayan negado o hayan confesado tras tortura. Por esta razón, nos ha parecido no sólo conveniente, sino también urgente, recopilar y ordenar, en la medida de nuestras fuerzas, lo que sabemos o hemos podido averiguar sobre los jóvenes que están o pueden estar condenados a muerte por homosexualidad en Irán. La lista actual es de, al menos, 9 (si no contamos con el amigo que Qasem Bashkool menciona en su carta y con el hombre que IGLHRC cita en segundo lugar en su llamamiento):

Nemat Safavi de Ardebil.
Hamzeh Chavoshi (Chavi) de Sardasht.
Loghman Hamzeh (Hamzehpour) de Sardasht.
Mehdi Pouran (Pooran) de Tabriz.
Hamid Taghi de Tabriz.
Mohammad Rezaei (Rezai) de Tabriz.
Ebrahim Hamidi de Tabriz.
Ghasem Bashkool (Qasem) de Ardebil.
Mohsen Ghebraee de Shiraz.


Nemat Safavi

Nemat tendrá ahora 19 ó 20 años, pues nació en 1368, año del calendario persa que se corresponde con 1989 y 1990. Fue detenido en 2006, cuando tenía 16 años. Después de pasar un tiempo en un centro de reeducación de menores a causa de su confesada homosexualidad, fue transferido a la sección de jóvenes de la cárcel de Ardebil.

Fue condenado a muerte el 23 de septiembre de 2008 por el Tribunal de Ardebil. Su caso fue enviado al Tribunal Supremo, que rechazó la condena el 4 de marzo de 2009, pero su expediente fue devuelto al Tribunal de Apelación de Ardebil para que fuera revisado. Según el Committee of Human Rights Reporters, es probable que el Tribunal de Apelación de Ardebil ya se haya pronunciado sobre el caso. Según algunas fuentes que no han vuelto a ser contrastadas el tribunal de Apelación habría retirado la condena a muerte.

Figura en el “Death Row” de Stop Child Executions (número 65) y en la lista de casos que maneja el investigador del Secretariado Internacional sobre temas de Irán.


En español las principales noticias vienen recogidas en http://nematsafavi.blogspot.com/. En inglés, la información más completa es la que recoge IGLHRC.


Hamzeh Chavoshi y Loghman Hamzeh

Hamzeh y Loghman fueron detenidos en Sardasht en febrero de 2008. Hamzeh Chavoshi contaba 19 años de edad y Loghman, con 18. Nada más se sabe de ellos, salvo que están condenados a muerte por lavat (sexo anal) por el Tribunal Provincial.

Fuentes:

Mehdi Pouran (o Pooran), Hamid Taghi, Mohammad Rezaei (Rezaee, o Rezai) y Ebrahim Hamidi

Mehdi Pouran fue detenido en mayo de 2008 en Tabriz junto a otros tres jóvenes: Hamid Taghi, Ebrahim Hamidi y Mohammad Rezaei. Mehdi tenía entonces 17 años. Los cuatro jóvenes han negado los cargos alegados por los demandantes y afirman que éstos inventaron la historia tras una discusión y una pelea que tuvieron con ellos porque los demandantes habían destrozado la tierra del padre de Mohammad Rezaei. Durante el transcurso de los interrogatorios la policía local intentó en varias ocasiones que confesaran por medio de palizas y otros medios de tortura, pero aún así ellos lo negaron.

Los chicos fueron puestos en libertad bajo fianza después de un mes de prisión. Posteriormente, comparecieron ante la 2ª Sala de lo Penal de la ciudad de Tabriz, capital de la provincia de Azerbaiyán Oriental. Según su abogado durante el juicio, tres miembros de la familia de los denunciantes incurrieron en falso testimonio ante el Juez. Las condenas a muerte fueron dictadas el 20 de julio de 2008 por el juez. El veredicto se emitió sin pruebas suficientes basándose únicamente en los propios conocimientos que el juez tiene de la Sharia. Esto se debe a que según el artículo 120 del Código Penal, en los casos de sexo anal entre hombres, el juez "puede hacer su juicio según su conocimiento” (Elme Ghazi).

En el “Death Row” de Stop Child Executions, figura como abogado Mohammad Mostafaei, el mismo que defendió a los fallecidos Makwan Moloudzadeh y Delara Darabi.

Mehdi Pouran es el Mehdi P. que ha venido apareciendo en diferentes fuentes junto a los nombres de Nemat Safavi y Moshen G. desde el llamamiento de Human Rights Watch.

Fuente principal:

Moshen Ghebraee

Poco se sabe de este chico, salvo que está condenado a muerte. Moshen G:, como aparece citado en varias fuentes, se trata en realidad de Moshen Ghebraee (o Qbray) de Shiraz, que mencionan, entre otros, Committee of Human Rights Reporters y Persian2english.

Según International Gay and Lesbian Human Rights Commission, la sentencia fue confirmada por el Tribunal Supremo. No se sabe cuándo se llevará a cabo ésta pero en cualquier caso es el caso más urgente y merece una atención internacional especial que no se está dando.

Moshen negó los cargos que pesaban contra él.


Ghasem (o Qasem) Bashkool

Nacido en 1984, fue detenido con otro joven el 31 de mayo de 2007 en Ardebil. Ambos fueron condenados a muerte a pesar de que no había pruebas. Según la International Gay and Lesbian Human Rights Commission, Ghasem escribió en febrero de 2009 una carta sobre su situación que apareció en Internet. No se sabe más del caso.

Fuentes:


jueves, 26 de noviembre de 2009

Iran: Stop Executions for Sodomy Charges


Se van multiplicando las iniciativas para salvar la vida de Nemat Safavi, Mehdi Pouran, Moshen Ghebraii y otros jóvenes condenados a muerte por sodomía en Irán.

Mientras Amnistía Internacional sigue sin reaccionar, ayer la International Gay & Lesbian Human Rights Commission lanzó una campaña de alcance internacional.

Os pedimos que participéis rellenando el formulario al que se accede desde los enlaces “Take Action Now” o “Send this message”. La página se encargará de enviar automáticamente correos a las autoridades que se citan en el texto del llamamiento.

Este es el llamamiento, del que omitimos sólo el modelo de correo en parsi (persa):



Iran: Stop Executions for Sodomy Charges
11/25/2009

Join the International Gay and Lesbian Human Rights Commission (IGLHRC), Iranian Queers Organization (IRQO) and COC Netherlands in calling on Iranian authorities to stop the numerous executions of minors and adults accused of sodomy. Also join us in calling on Western countries with significant diplomatic and economic ties to Iran, including Germany, France, Canada, as well as the European Union, to pursue diplomatic efforts to cease these executions.

Use our electronic system below to send a letter in English to the foreign officials and another letter in Persian to Iranian officials.



The Issue

The Courts in Iran have sentenced a number of men to death after they were accused and convicted of sodomy. Under Iranian law, sodomy includes sexual intercourse between members of the same sex, and is illegal. The punishment for same-sex intercourse between two men (Lavaat) is death and between two women (Mosaheghe) is 100 lashes for the first three offenses and the death penalty for the fourth.

Most, if not all of these arbitrary executions orders follow rushed trials with little adherence to procedure. Judges overseeing sodomy cases often ignore the strict guidelines of the Iranian Penal Code, and instead use questionable investigative methods and inadmissible evidence to decide the case. Frequently, the convictions are based on forced confessions, made under extreme psychological pressure and torture. Additionally, at least three lawyers who have defended people accused of sodomy have expressed fear of harassment and intimidation by the government and vigilantes. The courts do not allow independent observers to examine cases. Such practices violate the defendants' human rights to a fair trial, free from torture.

In most cases, the Court convicts the defendants of sodomy charges solely on the basis of "the knowledge of the judge". According to the Iranian law, when there is not enough evidence to convict a defendant of a sexual crime, the judge may use his knowledge, in a deductive process based on the evidence that already exists, to determine whether the crime took place or not. Unfortunately, the excessive use of this principle means that rather than paying attention to evidence, the judge often sentences defendants to death based on his speculations. A number of prominent legal and religious scholars believe that such a broad application of the "the knowledge of the judge" to issue death penalty for sexual crimes is in violation of the letter and the spirit of Sharia law.

Regardless of the procedural errors of the trials, Iran's practice of punishing sexual crimes such as sodomy with the death penalty is cruel, disproportionate to the nature of the crime, and inherently arbitrary under international law. The United Nations Human Rights Committee has stated that under the International Covenant on Civil and Political Rights (ICCPR), to which Iran is a party, applying the death penalty for 'homosexual acts' violates Article 6, and that criminalization of private sexual relations between consenting adults is contrary to Article 17 and 26. Additionally, the Special Rapporteur on Extra-Judicial, Summary, and Arbitrary Executions has expressed concern numerous times about the use of the death penalty for consensual sodomy and has stated that criminalizing sodomy "increases the social stigmatization of members of sexual minorities, which in turn makes them more vulnerable to violence and human rights abuses, including violations of the right to life."

Alarmingly, some of the defendants sentenced to death were tried for sexual acts they were accused of committing as minors. Article 111 of Iran's Islamic Penal Code states that, "Sodomy is only punishable by death if both parties are adults and of sound mind" and Article 6(5) of the ICCPR states that "[A] sentence of death shall not be imposed for crimes committed by persons below eighteen years of age." Thus, neither Iranian law nor international law permits the execution of these young men.

Background

The following sodomy cases have been brought in the Iranian judicial system within the past three years. We are still investigating other possible cases in which men have been charged with sodomy, convicted, and sentenced to death.

1. Ghaseem Bashkool, son of AzizAllah and born in 1984, was arrested along with another young man on May 31, 2007 on charges of sodomy. Both men were convicted despite an absence of credible evidence, and sentenced to death. At the time of the arrest, Qhassem was a third-year student of applied mathematics, but following his arrest, he was expelled from the university. The negative publicity around his case also took a toll on his family, causing them great social and economic hardship.

The First District of the Criminal Court of the Ardabil province found both men guilty of sodomy and sentenced them to death. In February 2009, an open letter surfaced on the Internet in which he pleaded for his life. In his letter, Ghassem insisted that the sodomy allegation was baseless and that in the absence of any credible evidence, the judge had referred to the "knowledge of the judge" as the basis of his ruling. At the time of the writing of the letter, Ghassem had spent 20 months in Ardebil prison.

Despite repeated efforts by a number of lawyers and human rights defenders inside Iran to investigate the situation, it currently remains unclear.

2. In February 2009, an informed source at the Fars Province Bar Association confirmed that the Fourth District of the Criminal Court in the Fars Province had convicted a man of sodomy and, in accordance with Article 110 of the Islamic Penal Code, had sentenced him to death by throwing him off a cliff.

Following the gruesome ruling of the Court, the accuser decided to withdraw his complaint and asked the Court to close the case. Instead, the Court ruled that the public aspect of the case (in the Court's language, "the violation of the divine law"), forces the Court to prosecute the defendant regardless of the accuser's demand. However, in the absence of the private complaint, the Court ordered a retrial and that the earlier ruling to be nullified.

We are gathering information regarding the current status of the ruling and the defendant.

3. On Aug 9, 2008, the Iranian reformist newspaper Kargozaran, which was later shut down by the government, reported on the conviction of 4 young men in Tabriz (North-Western Iran) for sodomy. According to the report, Mahdi Pooran (17-years-old), Hamid Taghi, Ebrahim Hamidi, and Mehdi Rezaii were found guilty of sodomy by the Second District Criminal Court of Tabriz in July 2008, and were sentenced to death. The case was based on a complaint by a 19-year old man with a history of family feuds with the defendants, Hojat, who accused the defendants of physical and sexual assault. Although Hojat consistently told the court that he had no witness for his alleged rape, in the last session of the court he introduced 3 of his male relatives as witnesses to the rape. Given the absence of 4 male witnesses, the Court’s ruling was based on the "knowledge of the judge."

The prominent Iranian human rights lawyer, Mohammad Mostafaii, who represented the four defendants, believes his clients were framed. In a post to his blog, he says that following a fist fight between his clients and a group of four young men who trespassed and were damaging a piece of land owned by Ebrahim's father, the police intervened and arrested his clients, accusing them of gang-rape. Since his clients declared their innocence, the police officials started beating and torturing them for 3 days, hoping that at least one of them would confess to the sexual act. After 3 days, the police referred the case to the court as a sodomy rape case.

After the initial hearing, the court ordered the release of the men on $10,000 bail, but it took the defendants 28 days to provide the bail and get out of jail. Fifty-five days later, during the trial, the Deputy District Attorney requested the death penalty for the defendants. The court sentenced all defendants to death penalty, which will be carried out after approval by the Iranian Supreme Court at an unspecified time.

4. In February 2008, reports surfaced of the arrest of two young men, Hamze Chavoshi (19 years old) and Loghman Hamzepour (18 years old), in the Kurdish city of Sardasht in Western Iran. Both men were accused of sodomy. Their current status is under investigation.

5. Sources have informed us that a Court in Shiraz found Mohsen Ghabraii guilty of sodomy and sentenced him to death. Despite his lawyer's appeal, his death sentence was upheld by the Supreme Court and it will be carried out soon. Mohsen, who at the time of the alleged crime was a minor, has pleaded not guilty and has insisted on his innocence ever since.

6. Nemat Safavi, now 19 years old, was arrested in June 2006 at age 16 for alleged sodomy. According to reports in 2008, the Criminal Court in Ardebil sentenced him to death. Nemat was first sent to a juvenile detention center and was later admitted to the young adult prison facility in Ardebil, waiting for his death sentence to be reviewed by the Supreme Court.

According to an investigation performed by the Committee of Human Rights Reporters (CHRR) in November 2009, the Supreme Court overturned Nemat’s death sentence on March 4, 2009 and sent the case to another criminal court in Ardebil for retrial. Efforts are currently underway to provide Nemat with a defense lawyer who can convince the court of his innocence and prevent another death sentence for him.


Send this message »


Contact Information

Please use the Persian text below, based on the English sample letter, and write to Iranian officials to ask them to use their authority to stop the pending executions on sodomy charges and to put an end to criminalizing same-sex intercourse. We also request that you use the English sample letter to write the Western governments with diplomatic and economic ties to Iran, urging them to pressure Iran to end the killing of its citizens for sodomy convictions.

Please send the letter below in Persian to:

Supreme Leader of Iran, Ayatollah Khamenei:
info@leader.ir
istiftaa@leader.ir

Chief Justice of Iran, Ayatollah Sadeq Amoli Larijani:
Larijani@Dadgostary-tehran.ir

Foreign Minister of Iran, Mr. Manouchehr Mottaki:
matbuat@mfa.gov.ir

Please send the English letter to the following European authorities:

The Presidency of the European Union, Swedish Prime Minister Mr. Fredrik Reinfeldt:
roberta.alenius@primeminister.ministry.se
registrator@primeminister.ministry.se

Foreign Minister of Sweden, Mr. Carl Bildt:
registrator@foreign.ministry.se
carl.bildt@foreign.ministry.se

Foreign Minister of Germany, Dr Guido Westerwelle:
guido.westerwelle@bundestag.de
guido.westerwelle@auswaertiges-amt.de

Foreign Minister of France, Dr Bernard Kouchner:
bernard.kouchner@diplomatie.gouv.fr

Canadian Foreign Mistier, Mr. Lawrence Cannon:
l.cannon@international.gc.ca

Please send a copy of your letters to:

IGLHRC
communications+action.alert@iglhrc.org

Sample English Letter to European Officials

Your Excellency:

I am writing to request an immediate intervention to save the lives of a number of Iranian men, including minors and people who were minors at the time the alleged crimes occurred, who are currently in detention after having been convicted of sodomy and sentenced to death. These men include Ghaseem Bashkool, Mahdi Pooran, Hamid Taghi, Ebrahim Hamidi, Mehdi Rezaii, Hamze Chavoshi, Loghman Hamzepour, Mohsen Ghabraii, and Nemat Safavi (see appendix for more information about their cases).

As you know, Iran has one of the highest rates of execution in the world. Imposing the death penalty for sexual crimes is a cruel and unusual form of punishment, which violates international human rights law. The United Nations Human Rights Committee has stated that under the International Covenant on Civil and Political Rights (ICCPR), to which Iran is a party, that applying the death penalty for 'homosexual acts' violates Article 6, and that criminalization of private sexual relations between consenting adults is contrary to Articles 17 and 26. Additionally, the Special Rapporteur on Extra-Judicial, Summary, and Arbitrary Executions has expressed concern numerous times about the use of the death penalty for consensual sodomy and has stated that criminalizing sodomy "increases the social stigmatization of members of sexual minorities, which in turn makes them more vulnerable to violence and human rights abuses, including violations of the right to life."

Over the past three decades, the Iranian authorities have persecuted many of their citizens for sodomy, a crime that the Iranian Penal Code states is punishable by death. Unfortunately, the sodomy law has been frequently used to punish minors and consenting adults who were privately involved in same-sex practices, and those who have never been involved in such practices.

Although the Iranian Penal Code is very strict about the level of evidence required to prove sodomy, including a requirement of the testimony of four, reliable, male witnesses who have seen the sexual act and are able and willing to testify before the court, the courts often rely on inadmissible or unreliable methods. These methods frequently include forced confession under severe physical and psychological pressure or torture, the speculation of the judge (known as the "knowledge of the judge"), forced medical exams, and reports by informers.

The defendants are denied fair and open trials; due to the taboo nature of sexual crimes, lawyers, human rights activists and reporters find it next to impossible to advocate on behalf of the defendants. Furthermore, the Iranian judicial system does not allow independent observers to examine the outcome of the courts and those who dare to advocate for the defendants are often harassed by the government and vigilantes.

The lack of transparency and due process for defendants, the imposition of the death penalty for minors, and the frequent violations of strict guidelines of the Iranian Penal Code for trying sexual crimes demonstrate the fundamentally unjust nature and implementation of the sodomy law in Iran. Regardless of the sexual orientation and gender identity of these individuals,the Iranian government should not murder its own citizens based on allegations of sexual behaviors that are nearly impossible to prove under Iranian legal standards.

I strongly urge you and your government to use your diplomatic influence on Iran to stop the pending executions of the minor and adult men already convicted of sodomy.

Respectfully,

Name:
Organization:
Country:


martes, 24 de noviembre de 2009

Pídele a Hugo Chávez que interceda por Nemat Safavi



Llamamos a una acción urgente, pues está previsto que Mahmud Ahmadineyah aterrice hoy en Caracas para una visita oficial de dos días. De esta manera os proponemos enviar la carta que leeréis abajo. El texto procede de un evento convocado por el grupo de Facebook “Apoyo a Nemat Safavi – Support to Nemat Safavi”.



TEXTO DEL EMAIL QUE PROPONEMOS: (Buscamos un resultado positivo, esto es "diplomacia informal", no queremos confrontar, ni excluir a ningún solicitante por cuestiones de ideología, ya que esta plataforma es amplia).


Excmo. Sr. Presidente de la República Bolivariana de Venezuela Comandante Hugo Chávez Frías

Le rogamos su atención por unos momentos, para informarle acerca de la historia de Nemat Safavi.

El joven Nemat Safavi se encuentra a la espera de que el Tribunal Supremo de Irán ratifique la sentencia de un tribunal de Ardabil, en el Azerbayan iraní, que lo condena a muerte. A Nemat se le acusa de practicar sodomía cuando tenía 16 años de edad y desde entonces se encuentra privado de libertad y creemos que –por su condición sexual- sin garantías de seguridad.

Nemat ahora tiene 20 años. Tenemos noticias de que ha sufrido torturas, castigos físicos y se encuentra internado en el Penal de Ardabil.

Todo esto ocurre a pesar de que la República Islámica de Irán tiene firmados dos acuerdos internacionales comprometiéndose a proteger a los menores y a no condenar a muerte a personas que fueran menores en el momento del hecho que se les imputa (la Convención sobre los Derechos del Niño y el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, los cuales prohíben la pena capital como castigo para crímenes cometidos cuando el autor tenía menos de 18 años).

Más allá de la opinión particular que cada uno de nosotros pueda tener sobre la calificación delictiva de la homosexualidad, lo cierto es que Nemat está actualmente condenado a muerte por un acto realizado siendo menor de edad (16 años).

El Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela ha manifestado su empeño en avanzar hacia un orden más justo y con iguales oportunidades para todos; así como constituirse en referencia en la búsqueda de un mundo distinto. En palabras del propio titular del Ministerio de Relaciones Exteriores Canciller Nicolás Maduro Moros, (pronunciadas en el acto de condecoración del embajador saliente de la República Islámica de Irán en Venezuela, Abdulah Zifan con la Orden Francisco de Miranda en su primera clase): "Venezuela e Irán han avanzado mucho más que un simple diálogo de civilizaciones. Nosotros avanzamos hacia una unión de la diversidad de civilización que existen en el planeta, porque la rica y profunda civilización persa y la rica y diversa civilización musulmana, hoy está más que nunca unida con la rica, profunda y unida civilización venezolana y latinoamericana".

Respetamos profundamente la diversidad cultural y la soberanía nacional, pero al mismo tiempo creemos que el respeto a los derechos de los pueblos y el objetivo de un mundo más justo sólo es posible desde el más absoluto respeto a los Derechos Humanos.

Por todo ello, es que acudimos a Ud., en su carácter de Presidente de la República Bolivariana de Venezuela -país que mantiene buenas relaciones de amistad y cooperación con la República Islámica de Irán- y le solicitamos transmita al gobierno de este último país nuestra preocupación por Nemat Safavi, así como por la situación de Mehdi Pouran y Moshen G., menores que se encuentran en situación similar y –en lo que se encuentre a su alcance como Presidente de un país que mantiene relaciones de amistad y cooperación- solicitar información sobre las condiciones materiales y legales en las que en este momento se encuentra Nemat Safavi y los demás jóvenes condenados a muerte; y recordar la existencia de los siguientes convenios internacionales, ratificados por la República Islámica de Irán, por los que se compromete a no ejecutar a personas que cometieran su delito siendo menores de edad (la Convención sobre los Derechos del Niño y el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, ambos prohíben la pena capital como castigo para crímenes cometidos cuando el perpetrador tenía menos de 18 años).

Agradecemos el tiempo dedicado a leer esta carta, esperamos comprenda el sentimiento de solidaridad que nos mueve a formular esta petición, y quedamos ansiosamente a la espera de la información sobre las gestiones que tenga a bien realizar a favor de la vida de Nemat Safavi y otros jóvenes en similar situación.

Un atento saludo,

Nombre:
DNI: (opcional)

DIRECCIONES DE CORREO ELECTRÓNICO:
Telesur (televisión dependiente del Estado venezolano):

contactenos@telesurtv.net

Y PINCHANDO ESTE LINK DEL MINISTERIO DE COMUNICACIÓN E INFORMACIÓN VENEZOLANO, ES MUY FÁCIL:

http://www.minci.gob.ve/contactenos/23/5

RECOMENDAMOS NO OLVIDAR ESTA ULTIMA VÍA, ES FÁCIL, AGREGAREMOS OTROS EMAILS A MEDIDA QUE LOS OBTENGAMOS.

lunes, 23 de noviembre de 2009

Nemat Safavi en Australia



Para quienes se preguntan qué han hecho los políticos en relación con los casos que ocupan la atención de este blog, hemos de decir que no han faltado cosas estos dos últimos años, depende de por dónde se mire. No han faltado informes de la ONU, ni resoluciones del Parlamento Europeo en los que se hace mención de la condena a muerte impuesta a menores: los nombres de Delara Darabi o Behnoud Shojaee, por ejemplo, aparecen en ellos. Pero no hay referencia precisa o directa a los condenados por lavat, aunque existe, eso sí, la declaración de 18 de diciembre de 2008, firmada por los representantes en la ONU de 66 países, Australia y España entre ellos (los Estados Unidos la firmaron más tarde), sobre derechos humanos, orientación sexual e identidad de género, en la que se lee, por ejemplo:

6. Condenamos las violaciones de derechos humanos basadas en la orientación sexual o la identidad de género dondequiera que tengan lugar, en particular el uso de la pena de muerte sobre esta base, las ejecuciones extrajudiciales, sumarias o arbitrarias, la práctica de la tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes, el arresto o detención arbitrarios y la denegación de derechos económicos, sociales y culturales, incluyendo el derecho a la salud.

11. Urgimos a los Estados a que tomen todas las medidas necesarias, en particular las legislativas o administrativas, para asegurar que la orientación sexual o identidad de género no puedan ser, bajo ninguna circunstancia, la base de sanciones penales, en particular ejecuciones, arrestos o detención.

12. Urgimos a los Estados a asegurar que se investiguen las violaciones de derechos humanos basados en la orientación sexual o la identidad de género y que los responsables enfrenten las consecuencias ante la justicia.

Condenamos, urgimos, urgimos...

En el extranjero, más allá de las declaraciones de Richard Angell, secretario del grupo LGBT del Partido Laborista británico, hechas a retranca del llamamiento de Human Rights Watch, y, en España, más allá de la nota publicada por Zerolo en su Facebook o del post que Reyes Montiel dedicó al caso de Nemat en octubre, poco más hay, aunque es mucho. En España, ya lo dijimos, sólo tenemos la decidida actuación de las JSPV de Onda; en el extranjero, que sepamos, sólo la moción de condena presentada el pasado viernes en el Senado australiano por Sarah Hanson-Young, representante de los Verdes. Con la moción se pretendía que el Gobierno australiano rechazase públicamente la condena a muerte que pesaba, si se confirman los rumores, sobre Nemat Safavi y pesa aún sobre Mehdi Pouran y Moshen G. Hanson-Young fue secundada por otros seis senadores; pero la mayoría de la cámara (35 senadores) votó en contra, al parecer, por “tratarse de un complejo tema de Asuntos Exteriores”.

Sarah Hanson-Young

Blaze recoge, aparte de la información, las declaraciones de la senadora:

"Es extremadamente decepcionante que tanto el partido Laborista como el Liberal votaran en contra de mi propuesta esta mañana en una cuestión que debería ser bastante sencilla".

"Australia se opone a la pena de muerte. Australia se opone a la criminalización de la homosexualidad. ¿Cómo puede ser un complejo tema de Asuntos Exteriores?".

"La posición de los viejos partidos sobre este tema en el Senado es incompatible con los compromisos en materia de Derechos Humanos en Australia".

"Australia, ahora miembro de buena fe del G-20 con toda la influencia que conlleva, debe jugar un papel de liderazgo en la campaña mundial por los Derechos Humanos, incluidas las cuestiones LGBT. Continuaré presionando al Gobierno para hacerlo”.

Sólo nos queda dar las gracias a Sarah Hanson-Young y hacer un ejercicio de imaginación. Basta con cambiar Australia por España, Laborista y Liberal por PSOE, o IU, y PP. Nos falta, obviamente, una Hanson-Young. Y nos faltaría saber, también, si nuestra imaginaria senadora obtendría el mismo resultado; aunque le aconsejamos que vaya armada, por si acaso, de la DUDH, el PICDP, la Convención sobre los Derechos del Niño y la declaración citada arriba.

domingo, 22 de noviembre de 2009

El Tribunal de Apelación habría revocado la sentencia de muerte de Nemat Safavi. El caso de Nemat da un nuevo giro.

En la tarde de hoy domingo 22 de noviembre y a falta de confirmación, y con todas las reservas, hemos conocido que la Corte de Apelación donde se había remitido el expediente de Nemat Safavi habría revocado la sentencia de muerte de Nemat Safavi. Recordemos que hoy ha sido día laborable en Irán.

El mensaje original es el siguiente: "Court of Appeals has overturned the death sentence of Nemat Safavi in Ardebil”.


La información procede de la fuente radicada en Teherán llamada persianbanoo un seudónimo tras el que se esconde un periodista opositor que utiliza la red Twitter para transmitir noticias de Irán al exterior. Según activistas LGBT de Gran Bretaña a los que hemos consultado esta tarde, la fuente les merece credibilidad al estar en su lista de contactos de origen.

Por el momento hemos pedido confirmación tanto a las redes iraníes en el exilio, activistas LGBT iraníes, la propia embajada española en Irán y la corresponsalía de la Agencia EFE en ese país y estamos a la espera de que alguno de ellos nos dé respuesta. Igualmente esperamos nuevas confirmaciones de la noticia por lo que se mantiene la reserva, aunque está claro que de Nemat hay mucha más información de la que hasta ahora se b
arajaba.

Al parecer, según Human Rights Activists y otra web persa opositora (la misma información se repite aquí), ambas son noticias de hoy, en un expediente de 4 de marzo de 2009 (14 Esfand 87), se establecía que la Corte de Apelación de Ardebil debía revisar el caso de Nemat Safavi (tras haber sido rechazado el expediente en el Tribunal Supremo). Aquí hay una ajustada traducción al inglés donde se habla de otros casos, algunos ya citados en este blog.



Esto parece confirmar la posibilidad de que la vista se haya celebrado ya o que tal vez, de acuerdo con la información que facilita el tweet de Persianbanoo, se haya celebrado hoy.

Según creemos, que la Corte de Apelación haya fallado esto, no significa que el proceso esté agotado y puede ser que el Tribunal Supremo deba aún resolver. Igualmente podría haber, como en el nefasto caso de Makwan Moloudzadeh, alguna suerte de apelación del propio Juez de Ardabil o de algún comité superior de los propios ayatolás que impriman un nuevo giro al asunto y reactiven la sentencia de muerte. Por último, no conviene olvidar que Nemat sigue en prisión y que su suerte final depende de muchísimos factores.
En Irán todo es posible.

Como veis toda cautela es poca, sin embargo, el caso Nemat cobra desde hoy un nuevo rumbo. Ya no se trata tanto de saber si existe o no, dónde está y cómo, sino de saber en qué situación está su caso, pues no depende del Tribunal Supremo, sino de la Corte de Ardabil y de actuar urgentemente para su liberación.

sábado, 21 de noviembre de 2009

EFE se hace eco del caso Nemat Safavi.

Noticia de alcance sobre la difusión del caso Nemat Safavi. Os reproducimos a continuación el texto íntegro de la noticia que ya está circulando en las ediciones digitales de varios medios de comunicación españoles. La noticia se centra en la labor que desde este blog de Apoyo a Nemat Safavi y el Grupo en Facebook de Apoyo a Nemat Safavi estamos llevando a cabo para denunciar el caso y darlo a conocer en la sociedad iberomaericana. La noticia es esperanzadora porque si la prensa, la opinión pública, se hace eco de esta noticia, a los políticos les costará más seguir mirando para otro lado.




COMUNICADO DE EFE.

Embajada iraní se colapsa en apoyo de un joven homosexual condenado a muerte.

Madrid, 21 nov (EFE).- El teléfono de la embajada de Irán en España no para de sonar los jueves por la mañana, llegando a colapsar la línea, para apoyar a Nemat Safavi, el joven iraní que lleva tres años en la cárcel de su país condenado a muerte por su condición de homosexual, han informado a Efe fuentes de la embajada.

La iniciativa, "Jueves por Nemat", consiste en que todos esos días de la semana, entre las 9.00 y las 14.30 horas, las personas sensibilizadas por la causa llaman, envían faxes y correos electrónicos a las embajadas de Irán en varios países para preguntar por el estado de Safavi y reivindicar su causa.

En la embajada de España no saben cómo está el joven y tampoco opinan sobre la sentencia de muerte a la que está condenado, pero lo que sí reconocen y se quejan es de que "la gente que llama para tramitar sus visados no puede hacerlo a menudo porque comunica".

La situación de Nemat Safavi ha llegado a las redes sociales: Facebook se ha solidarizado con el joven iraní y 9.000 miembros forman parte del grupo llamado "Apoyo a Nemat Safavi", en el que uno de sus seguidores propone llevar el tema al programa "Gran Hermano" para darlo a conocer, ya que, "su emisión se realiza los jueves y en los últimos años han participado homosexuales".

También hay un blog ("Historia real de ciencia ficción") donde se pueden conocer las novedades de la situación del joven y a través del que se convocan los actos y concentraciones "para salvar la vida de Nemat Safavi", la última de las cuales tuvo lugar el pasado 5 de noviembre en Castellón.

Los organizadores de la campaña van más allá de las llamadas telefónicas y de la propaganda por internet y están manteniendo contactos con los grupos políticos con el objetivo de llevar este asunto al Parlamento español para que "el gobierno presione a Irán e impida la ejecución de Safavi".

Hasta ahora, Amnistía Internacional, la ONU, el Parlamento Europeo y la Premio Nobel de la Paz Chirine Abedi han solicitado a Irán sin éxito el cese de las ejecuciones de menores.

A través del informe "Irán, el último verdugo de menores", publicado en 2007, Aministía Internacional expone diferentes casos que, como Nemat Safavi, entraron a la cárcel siendo menores de edad y están condenados a muerte.

Irán tiene el "honor" de haber ejecutado a más personas menores de edad en el momento del delito que cualquier otro país del mundo desde 1990, según la información de que dispone Amnistía Internacional.

Mientras esperan la mayoría de edad en la cárcel para ser ejecutados, algunos ganan recursos contra su sentencia condenatoria, otros quedan en libertad tras la celebración de un nuevo juicio y al resto sólo le queda pagar su libertad o aceptar la muerte, indica el informe de Amnistía.

Nemat Safavi, culpado de sodomía, espera no estar dentro del último grupo, del que espera la muerte, y aguarda que el Tribunal Supremo ratifique la sentencia de un tribunal de Ardabil, en el Azerbayan iraní, que lo condena a muerte.

Todo esto sucede pese a que Irán tiene firmados dos acuerdos internacionales comprometiéndose a proteger a los menores y a no condenar a muerte a personas que fueran menores en el momento de cometer el delito en cuestión, explica Maria Claudia Cambi, coordinadora del grupo facebook de Safavi.

Su historia no es un caso aislado: en los últimos 30 años el régimen de los Ayatollah ha "asesinado" a 4.000 gays, lesbianas y transexuales en Irán, explican los organizadores de la campaña para salvar al joven. EFE

viernes, 20 de noviembre de 2009

La FELGTB lanza un vídeo de apoyo a Nemat Safavi.

Tras un nuevo Jueves por Nemat Safavi, el quinto, la Federación Estatal de Gays, Lesbianas, Transexuales y Bisexuales (FELGTB) lanza este vídeo de apoyo a la campaña de Nemat Safavi.


Esta es la transcripción del vídeo:


Estoy aquí para pediros que os suméis a las acciones que se están llevando a cabo para pedir la liberación de Nemat Safavi, un chaval condenado a muerte en Irán porque cometió, con 16 años, el delito de amar diferente, de ser homosexual.

Nemat es el nombre de un gran problema, el de la vulneración de los Derechos Humanos sistemática y reiterada de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales en nombre de una religión o de una ideología, un mal muy extendido.

Desde la FELGTB nos solidarizamos con esta causa y hemos escrito una carta modelo para enviarla a la embajada iraní en España que podéis encontrar en nuestra web. Además, solicitamos al Gobierno español y a la Unión Europea que trabajen contra la homofobia en ese país y salven la vida de Nemat así como de otros muchachos condenados a muerte en Irán por sodomía.

Trabajar por los Derechos Humanos nos implica a todos y todas, también te implica a ti.

Recordad todas las cosas en las que podéis participar para apoyar la causa de Nemat Safavi, Mehdi Pourán, Moshen G. y otros homosexuales iranís en espera de que se ratifique su sentencia de muerte en la horca:

- Nemat Safavi en Tuenti: Si tienes cuenta en Tuenti, busca al usuario Nemat Safavi (o pincha aquí), agrégale como amigo y recibirás los eventos sobre el caso para que puedas reenviarlos.

- Grupo en Facebook donde podéis participar en alguna de las 4 acciones como los Jueves por Nemat, la carta de apoyo a Nemat, envía una carta a Hugo Chávez y 5 personas te separan de Nemat.

- Carta de rechazo a la homofobia del gobierno de Irán de la FELGTB en Facebook.

- Sigue el Blog de Nemat Safavi, agrégate el enlace a tu blog, difúndelo y dale difusión: http://nematsafavi.blogspot.com/

- Salviamo Nemat Safavi, Gruppo Italiano in Facebook.

martes, 17 de noviembre de 2009

JSPV-Onda, por Nemat Safavi


El vídeo que vais a ver, grabado por Onda TV, muestra, que sepamos, el único acto público que, hasta la fecha, se ha llevado a cabo para salvar la vida de Nemat Safavi fuera de la Red.

El acto tuvo lugar en la Font de Dins de Onda el pasado 5 de noviembre.

Gracias a David Sánchez Salas y a todos los jóvenes socialistas ondenses. Gracias a Sat (David López Gil) por compartir el vídeo en su blog Fotografía e ilusión. Gracias a Onda TV por registrar el acto.


domingo, 15 de noviembre de 2009

Irán: la carrera de la muerte


En junio de 2007, Amnistía Internacional publicó un informe titulado Irán: el último verdugo de menores. Aunque hoy podría corregirse el título del escrito, pues en ese mismo año fueron ejecutados dos jóvenes en Arabia Saudí y uno en Yemen por delitos supuestamente cometidos cuando eran menores de edad, y en 2009 Arabia Saudí suma ya dos muertes, la verdad es que hace bastante justicia a lo sucedido en Irán: si no añadimos los casos de jóvenes no identificados, desde el 22 abril de 2007, fecha en que se registra la primera ejecución de ese año (la de Mohammad Mousavi), hasta el 11 de octubre de 2009, fecha de la última ejecución conocida (la de Benhoud Shojaee), Irán ha llevado al patíbulo al menos a 20 jóvenes. Dos de ellos, Saeed Kamberzai y Mohammad Hassanzadeh tenían 17 años cuando murieron. La cifra es alarmante, si se tiene en cuenta que, entre 1990 y 2006, las autoridades iraníes ejecutaron a 22. Es decir: en los últimos tres años se han producido en Irán casi tantas ejecuciones como en los diecisiete anteriores.

En el citado informe, Amnistía subraya la importancia de la presión internacional para conseguir indultos. Sin embargo, de los ejemplos que cita sólo uno, el de Nazanin Fatehi, es de 2007. Si echamos un vistazo al archivo “Saved Minor Prisoners” de Stop Child Executions, ocho jóvenes más, aparte de Nazanin Fatehi, han sido indultados desde 2007. En todos los casos, el crimen imputado fue el de asesinato y el indulto procedió del perdón de las familias de las víctimas, a cambio, por lo general, del pago de la diyya. Es probable que, en los próximos días, otros dos jóvenes, Mostafa Naghdi y Amir Khaleghi vean libre, por fin, su cuello de la horca por el mismo recurso.

Nueve, u once, contra veinte no es mala cifra cuando de salvar vidas se trata. Aun cuando, para lograr esto, se haya tenido que acudir al pago de una compensación, agarrándose al único pelo de la ocasión que deja visible el procedimiento penal iraní.

Vídeo de AntWaters

Pero esto no sirve para los casos de lavat, recordemos. De hecho, no hay, “oficialmente”, casos de lavat entre los cargos que han llevado a la muerte a menores. Recordemos, por ejemplo, que tanto Mahmoud Asgari y Ayaz Marhoni, como Makwan Moloudzadeh fueron acusados, “oficialmente”, de violación. Quizá todo esto explique mejor, más allá de la estrategia de esperar a la ejecución inminente para hacer un llamamiento que lave la conciencia de los firmantes, la cautela o los reparos de reconocidas organizaciones pro-derechos. Porque lo único que se puede esperar con las leyes de Irán en la mano, es que Nemat Safavi, Mehdi Pouran, Moshen G. y los otros jóvenes de los que hemos venido hablando estos días, a todos los cuales se les acusa, hasta ahora, de homosexualidad, puedan demostrar que se les ha acusado en falso, o que sientan en su interior la inspiración de Alá, confiesen su “crimen” y se arrepientan en público y, entonces, el juez, conmovido, pida el indulto al líder supremo.

¿Lo único? Puede que un cambio de estrategia en el que no entren como principales acicates la espera o el silencio hasta el día en que se levante la horca ayude a detener esta carrera de muerte. Un clamor, ya, ahora... ¡Ahora! Que Occidente acoja a aquellos que, por su orientación sexual, no son queridos en su tierra. ¡Ahora!


Fuentes:


miércoles, 11 de noviembre de 2009

Arañando el silencio: Mehdi Pouran

Hay voces (léanse las declaraciones de Steve Ballinger en Pink News) que dicen que tengamos calma, que el momento de hablar y de actuar llegará cuando la sentencia (las sentencias, pues no se trata sólo de Nemat) sea firme. Será el momento, quizá, de poner nuestra firma, una vez más, en un formulario con la rúbrica de unas siglas que han hecho mucho en favor de los derechos humanos; pero, quizá, puedan y deban hacer más. Sin embargo, no somos capaces de asumir ese silencio. No acabamos de entenderlo.

Es probable que el silencio que hemos intentado romper haya desembocado en la atención que algunas organizaciones y personalidades están empezando a ofrecer. El pasado jueves resumíamos el llamamiento de Human Rights Watch. Ayer, el eco de éste en Pinks News, con las declaraciones de Richard Angell, secretario del grupo LGBT del Partido Laborista británico.

No hay más información sobre Nemat Safavi que la ya conocida. Desde la semana pasada sabemos que hay, por lo menos, otros dos casos parecidos: Mehdi P. y Moshen G. No salen las cuentas, ya que pueden ser cuatro, por lo menos, con Hamzeh Chavy y Loghman Hamzehpour. Nada más se sabe de estos, como tampoco de Moshen G. En cambio, sí podemos decir algo de Mehdi P. Mehdi, Mehdi Pouran hace el número 49 en el "Death Row" de Stop Child Executions, en el cual se lee:

“Mehdi Pouran, de 17 años de edad, y otros 3 chicos jóvenes (Hamid Taaghi, Ebrahim Hamidi y Mohammad Rezai) fueron condenados a muerte tras ser acusados en mayo de 2008 de haber tenido relaciones homosexuales.

Los cuatro chicos han negado los cargos alegados por los demandantes y afirman que éstos inventaron la historia tras una discusión y una pelea que tuvieron con ellos porque los demandantes habían destrozado la tierra del padre de Mohammad Rezai.

Según cuentan los chicos, más tarde la policía local intentó en varias ocasiones que confesaran por medio de palizas y otros medios de tortura, pero aún así ellos lo negaron. Los chicos, que fueron puestos en libertad bajo fianza después de un mes de prisión, comparecieron ante la 2ª Sala del Penal de la ciudad de Tabriz, al norte de la provincia de Azerbaiyán Oriental. Según dice su nuevo abogado, Mohammad Mostafaei, tres miembros de la familia de los denunciantes incurrieron en falso testimonio ante el tribunal. Las condenas a muerte fueron ordenadas el 20 de julio de 2008 por los jueces basándose en la Sharía, la ley iraní, que permite la sentencia sin pruebas suficientes y sin testigos, ¡sólo en base al "entendimiento de los Jueces" (Elme Ghazi) sobre el caso!”.

Ay, que las cuentas siguen, al parecer, fallando: Hamid Taaghi, Ebrahim Hamidi, Mohammad Rezai... ¿Cuántos más? Callemos, pues. Hágase el silencio. ¿Silencio?


martes, 10 de noviembre de 2009

Más consecuencias a la noticia publicada por Human Rights Watch

Vamos recibiendo nuevos inputs a raíz de la noticia que os comentábamos aquí el pasado Jueves por Nemat publicada por Human Rights Watch donde se hacían eco de la situación de Nemat y de otros dos jóvenes en espera de sentencia: Mehdi P. y Moshen G., condenados a muerte a pesar de que habrían negado los cargos y de que las autoridades ni siquiera habrían podido conseguir testigos

Pues bien, el domingo 8, la popular Web de noticias Pink News reprodujo la noticia que se está difundiendo rápidamente por el mundo anglo-sajón. Asimismo, el grupo LGBT del propio Partido Laborista británico ha emitido un comunicado que os reproducimos íntegramente a continuación:


LGBT Labour condemns planned execution of gay Iranian teenagers 8 November, 2009

LGBT Labour has joined calls for Iran to halt the planned execution of three Iranian men accused of having gay sex when they were under 18.

The three men, Mehdi P., Moshen G., and Nemat Safavi, are on death row in Iran, where consummated sexual activity between men is punishable by death. No date has been set for the executions but the men's lawyers believe it may be imminent.

Richard Angell, LGBT Labour Secretary, said: "It is morally abhorrent to execute these men - not just because they are being killed for allegedly having gay sex, but also because they are being killed for what they did when they were under 18. These cruelest of punishments flout all senses of natural justice and fundamental human rights."

ENDS

Full details can be found on Human Rights Watch's website at
http://www.hrw. org/en/news/ 2009/11/03/ iran-revoke- death-sentences- juvenile- offenders

For further comment call James on 0793 907 3845

*********************************************************************

También la revista LGBT Tetû, la cual recuperó el caso del olvido, publicó la noticia ayer.

Cada día que pasa, Nemat, Mehdi y Moshen están menos solos.


Gracias a Paulo Canning por informarnos.

lunes, 9 de noviembre de 2009

La suerte de Nemat Safavi


“Todo individuo tiene derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad de su persona” (Artículo 3 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos).

“No se impondrá la pena capital ni la de prisión perpetua sin posibilidad de excarcelación por delitos cometidos por menores de 18 años de edad” (Artículo 37 de la Convención sobre los Derechos del Niño).

“En los países que no hayan abolido la pena capital sólo podrá imponerse la pena de muerte por los más graves delitos” (Artículo 6.2 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos).

“No se impondrá la pena de muerte por delitos cometidos por personas de menos de dieciocho años de edad” (PIDCP. Artículo 6.5).


Delara Darabi

“Mamá: quieren ejecutarme. Veo la horca. ¡Madre: sálvame!”. Estas fueron las últimas palabras que Delara Darabi tuvo ocasión de decir a su madre. Delara es uno de los más de treinta jóvenes ejecutados, desde enero de 2005, en la República Islámica de Irán por delitos cometidos cuando eran menores de edad. Los lectores de esta página saben que a más de un centenar les espera la misma suerte que a Delara (ejecutada el 1 de mayo de 2009), Molla Gol Hassan (el 21 de enero de 2009), Benhoud Shojaee (el 11 de octubre de 2009).

La justicia en Irán es lenta (Benhoud, por ejemplo, fue condenado en 2006), quizá porque anda muy entretenida en castigar a opositores al régimen, quizá porque tiene mucho trabajo (61 personas ejecutadas desde el mes de agosto, según Iran Human Rights).

La justicia en Irán es, además, implacable. Aunque Irán firmó la Declaración Universal de Derechos Humanos, la Convención sobre los Derechos del Niño y el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, no ha tenido empacho en incumplir lo firmado, pues no basta, para salvar cínicamente la cara ante el mundo, con dejar que los chicos cumplan dieciocho años (de vez en cuando se les escapa alguno, pues se calcula que, desde 1990, doce menores de 18 años pasaron a mejor vida).

Irán entiende la DUDH a la luz de la sharía, por eso también firmó la Declaración de los Derechos Humanos en el Islam. A la luz de la sharía o, mejor, de la interpretación que algunos ayatolás hacen de ella.

El Código Penal iraní (artículo 49) establece lo siguiente: “Se eximirá de responsabilidad penal a los menores que cometan un delito. La corrección de su conducta será responsabilidad de sus tutores o, si así lo decidiese el tribunal competente, de un centro correccional de menores”. Ahora bien, a efectos penales, se considera que una niña es mayor de edad a los 9 años y un niño a los 15.

Makwan Moloudzadeh

Si se atiende, además, a la, para nosotros, chocante calificación de delitos y penas, resulta patente su desproporción. Así, por ejemplo, el adulterio y la sodomía se consideran hudud, es decir, crímenes contra la voluntad divina. Adulterio y sodomía se equiparan a la violación y se castigan con la pena de muerte, mientras que a otros delitos más graves, como el asesinato, se les impone una pena de qisas (un equivalente de la ley del talión). La pena de muerte es irrevocable para los delitos hudud. En el caso de la sodomía, si el culpable confiesa el crimen y se arrepiente públicamente, el juez tiene la potestad de solicitar el indulto al líder supremo. En el caso de un asesinato, la familia de la víctima tiene derecho a pedir la ejecución; pero, también, puede perdonar al culpable y aceptar el pago de una indemnización: la diyya.

Sin embargo, en la práctica, no todo parece tan claro y puede ser más atroz. Se supone que un sistema penal que se precie ha de garantizar, por ejemplo, que existen pruebas fehacientes contra el acusado. Las leyes iraníes establecen que para probar delitos sexuales se requiere la confesión repetida cuatro veces o el testimonio de cuatro testigos varones; pero, también, permiten a los jueces utilizar sus conocimientos para determinar la culpabilidad cuando no se dispone de tales pruebas. Esto es, al parecer, lo que ha ocurrido con los jóvenes Mehdi P. y Moshen G., acusados y, por ello, condenados a muerte por sodomía, como Nemat Safavi. Mucho nos tememos que Nemat haya sido condenado en parecidas circunstancias.

Las circunstancias pueden ser aún peores, si se analizan otros casos, como el de Makwan Moloudzadeh. Makwan fue ejecutado el 4 de diciembre de 2007 en el Kermanshah, acusado de haber violado a tres chicos cuando tenía 13 años. Fue detenido el 1 de octubre de 2006 sin que se informara a su familia de la naturaleza de los cargos que pesaban contra él. Fue humillado públicamente cuando, poco después, se le hizo pasear con la cabeza rapada a lomos de un burro por la ciudad de Paveh. Ante los malos tratos a que se vio sometido en prisión, mantuvo una huelga de hambre que duró diez días. Durante el juicio, Makwan, que había confesado bajo coacción, negó las acusaciones. Las presuntas víctimas declararon a su vez que sus acusaciones eran falsas. El juez emitió su veredicto condenatorio el 7 de junio de 2007 basándose en sus propios conocimientos.

¿Es esta la suerte que espera a Medhi P. y Moshen G.? ¿Esta es la suerte que espera a Nemat Safavi?

¿Nemat?


“La demanda de poner fin a las ejecuciones de menores no contradice la sharía”.
(Shirin Ebadi, Premio Nobel de la Paz)

“Quien matara a una persona que no hubiera matado a nadie ni corrompido en la tierra, fuera como si hubiera matado a toda la Humanidad. (...) Quien salvara una vida, fuera como si hubiera salvado las vidas de toda la Humanidad” (Corán. 5,32)


Fuentes:

domingo, 8 de noviembre de 2009

LGBT asylum news envía una circular sobre Nemat Safavi.

LGBT Asylum News ha enviado esta pasada noche a sus listas de distribución, este correo que a continuación os reproduzco, acerca del caso Nemat Safavi y de Mehdi y Moshen. En él se hacen eco de algunas de nuestras iniciativas e informan de lo que ya os informamos el pasado jueves. Esperemos que con ello se creen nuevas iniciativas por parte de nuevos grupos en más países.



************************************************************

Please forward this message.


Iran is preparing once again to execute young gay men arrested while they were a minor.

Guilty of 'lavat' (i.e. sexual conduct between two men, regardless of penetration), the three teenagers do not yet have dates set for their state-sponsored murders, but according to Human Rights Watch and Iranian Railroad for Queer Refugees it could happen any day with no warning.

They are Mehdi P., from Tabriz; Moshen G., from Shiraz; and Nemat Safavi, from Ardebil and who has been detained for over three years.

Under Iranian law lavat is "punishable by death so long as both the active and passive partners are mature, of sound mind, and have acted of free will" — something that not only conflicts with the boys' age at the time of the alleged 'offenses', but also a gross violation of international law, which forbids, under any circumstance, the executive of juvenile offenders.

In 2008, the Deputy Attorney General of Iran announced that Iranian judicial authorities would ban the juvenile death penalty for non-murder-related offenses, effective immediately, pending parliamentary approval. Iran has signed two international treaties on the protection of children.

Nemat Safavi is part of the list maintained by Amnesty International of minors tried and awaiting execution in Iran. The European Parliament, the UN, and the Iranian Nobel Peace Prize winner Shirin Ebadi have all urged Iran to end juvenile executions.

Read more about the cases in the Human Rights Watch report.


What can I do.


This blog (in Spanish) is devoted to the cases http://nematsafavi.blogspot.com/ and has suggestions on what can be done, primarily:
  • alerting the media (there has been virtually no media coverage)
  • contacting Iranian embassies (it has links)
It also has an avatar ('I ♥ Nemat') for use in social media.

Spanish, French and Italian gay sites as well as some progressives in those countries and a few elsewhere have been reporting their cases.

IRQR are asking for donations which they say will help with the legal case in Iran. They are also calling for "all human rights organizations to take up this urgent cause. We ask that people write, fax, call, or email to Human Rights Watch, Amnesty International, and any LGBT and/or international organizations to support Nemat and vigorously oppose his execution and the laws against homosexuals."

There is a Facebook group: Save Nemat Safavi

Youtube video about Nemat (in Spanish)

If there is any action you can take please do. As far as we are aware, these gay kids haven't been hung yet.

--
~~~~~~~
Visit our website, LGBT asylum news (formally Save Medhi Kazemi)
http://www.medhikazemi.com

If you want to be removed from our mailing list, please let us know.